Mundo ATM
NACIONAL

Escándalo de Raúl González con una empresa de la Gürtel

El ex futbolista debe abonar 7 millones de euros a sus antiguos inversores.


raul-gonzalez-15-16-00002arc

Raúl Gónzalez Blanco, actual embajador de la Liga de Fútbol Profesional en Estados Unidos, fue administrador solidario de Europa Scar Sport; compañía que el ex futbolista creó junto a un grupo de inversores que conforman la sociedad Aurantia, antes denominada Sufi y vinculada con la trama Gürtel de financiación ilegal en la que se encuentra inmiscuida el Partido Popular.

Con Europa Scar Sport ya creada, Raúl invertía un 10% en la inmobiliaria Luri SA y el 19,5% en la empresa de energías renovables Cadmos, la cual tuvo como consejera a Mónica Ridruejo, una financiera estadounidense que fue nombrada por José María Aznar como directora general de Radio Televisión Española.

En 2014, Europa Scar Sport admitió tener un deuda superior al valor de sus activos, que en tiempos de bonanza llegó a alcanzar unos fondos propios de 25 millones de euros. Por ese motivo el de San Cristóbal renunció a su cargo y decidió nombrar a su madre, María Luisa Blanco, liquidadora de dicha empresa con el claro objetivo de que, en caso de posibles reclamaciones por parte de los acreedores, cualquier responsabilidad recayese única y exclusivamente sobre la madre del por aquel entonces jugador del Al-Sadd Sport Club catarí.

En la actualidad, los inversores de la sociedad Aurantia han reclamado por la vía judicial al ex futbolista merengue la deuda por la que se vio obligada a cerrar la quebrada empresa Europa Scar Sport y que ronda los 7 millones de euros más el pago del 20% de los intereses que Aurantia debía a Credit Suisse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *