Mundo ATM
CAPÍTULOS

14. De rojiblanco

Historia del origen de los colores rojiblancos en el Athletic de Madrid.


Capitulo 14 - De Rojiblanco 00001ARC

Hasta la fecha, tanto el Athletic Club de Bilbao como la sucursal madrileña se habían surtido de uniformes deportivos en las factorías textiles inglesas. Las camisetas blanquiazules que vestían ambas sucursales se conseguían adquiriendo la equipación del Blackburn Rovers, añadiendo después los escudos e insignias que fuesen oportunas.

En 1910, y con los torneos y encuentros regionales en plena ebullición, Juan Elorduy, jugador y directivo del Athletic Club de Bilbao, se desplazaría a Inglaterra para adquirir uniformes con los que surtir a las dos sucursales de futbol. Son varias las anecdotas que se cuenta sobre los verdaderos motivos. La realidad es que Juan no conseguiría encontrar los pretendidos uniformes, y en su lugar iba a adquirir una muy generosa partida de uniformes del equipo de la ciudad de Southampton, lugar de llegada y partida de su viaje. La ciudad estaba empapelada de rojo y blanco, colores de la naviera White Star Line, que recientemente había elegido la ciudad de Southampton como lugar de construcción y botadura de sus nuevos y colosales buques, colores que también lucía el equipo local a modo de patrocinio.

Los colores del Southampton gustaron mucho en Bilbao y fueron adoptados por los bilbaínos, durante esa temporada no solo por la necesidad sino por propio gusto, tanto fue así que el Athletic mantuvo esos colores hasta nuestros días, dejando de lado el arlequinado blanquiazul que lucían ambos equipo hasta entonces. Juan hizo entrega a la sucursal madrileña de las nuevas camisetas, y de igual modo fueron del agrado de todos los miembros del Athletic de Madrid. No obstante, todos decidieron desechar el pantalón rojo y usar azul en su lugar, logrando así indirectamente ser fiel a sus orígenes y marcar las diferencias en ese proceso de independencia que se estaba promoviendo desde la sucursal capitalina.

El 22 de enero de 1911, el Athletic Club de Madrid, jugaría su primer partido oficial de rojiblanco. Sería frente a la Sociedad Gimnástica Española, en la segunda edición de la Copa Rodríguez Arzuaga. Era habitual por aquel entonces que los equipos decanos organizasen torneos en conmemoración de sus miembros más ilustres. Otro de ellos fue el torneo de Copa Julián Ruete, jugador y socio destacado del Madrid C.F. y el Athletic Club de Bilbao, que recalaría aquel año en el Athletic de Madrid para jugar como centrocampista, amén de numerosas tareas organizativas y relaciones institucionales del club.

En el año 2011, la fundación Titanic entregó a ambos clubes, Athletic Club de Bilbao y Atlético de Madrid, una réplica de la bandera que ondeaba en el mítico buque, en conmemoración al origen de los colores que lucen los equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *