Mundo ATM
CRÓNICA

El Atlético cae eliminado de la Youth League

Los pupilos de Óscar Fernández cayeron desde el punto de penalti.


Atletico de Madrid Youth League 15-16 00006CAP

Importantísimo el partido entre el Midtjylland danés y el Atlético de Madrid en los dieciseisavos de final de la Youth League, que ha terminado con derrota de los colchoneros por 5-4 desde el punto de penalti, tras haber empatado a cuatro en el tiempo reglamentario. El partido se disputó en el Arena Herning de Dinamarca, y fue un partido de locos que se resolvía más allá de los 90 minutos reglamentarios, con los dos equipos que se enfrentaban entregados al fútbol de ataque, un auténtico espectáculo para los espectadores.

La primera mitad no tuvo un claro dominador, repartiéndose el control del juego entre ambos equipos por rachas. Los pupilos de Óscar Fernández trataton de apretar a su rival en su propio campo, algo que consiguieron con un gran despliegue ofensivo, pero que los daneses contrarrestaban con rápidos contragolpes que terminaban llevando el peligro a la meta de Santomé. Tras un comienzo algo titubeante por ambos lados, los jugadores del Midtjylland se mostraron algo más fuertes y serenos, construyendo juego en el medio campo que la medular colchonera trataba de incomodar, al principio sin mucho éxito. No fue hasta pasados los 10 minutos del inicio cuando el Atlético comenzó a soltarse y acercarse a la portería danesa, basando su juego sobre todo por banda derecha, en la que un inspirado Juan Moreno era el que más peligro llevaba.

Sin embargo, cuando parecía que el Atlético tenía contra las cuerdas al equipo danés, éste combinó muy rápido en el centro del campo para terminar dejando en una posición clara a su delantero Thychosen, que sin pensárselo dos veces, remató con todo para perforar la portería rojiblanca y poner el 1-0 en el marcador. En ese momento los jugadores del combinado juvenil colchonero supieron reaccionar, acosando la portería del Midtjylland, aunque sin mucha suerte, los daneses, más justitos a nivel técnico, eran mucho más grandes que los madrileños, y sobre todo, más veloces en su juego. Fruto de ello llegaron nuevas ocasiones que los locales estuvieron a punto de materializar si no fuera por las decisivas intervenciones del guardameta Santomé, que salvó a su equipo de poder encajar más goles.

Y cuando mejor estaba el Midtjylland sobre el terreno de juego, apretando a los colchoneros, que no podían salir de su propio campo, éstos respondieron con un contragolpe magistral, que terminó con la pelota abierta a la derecha por Roberto Núñez para dejar solo a Juan Moreno, que remató con la derecha tal y como le llegaba para poner el empate en el marcador, anotando en el palo corto con algo de fortuna. Con el empate, el partido cambió de cara, y comenzó a volverse loco, con rápidas jugadas de ataque de cada equipo, que se sucedían en un constante “toma y daca”. Y no terminó ahí la cosa, ya que los visitantes conseguirían un segundo tanto con el que ponerse por delante en el marcador, confirmando la remontada ante el conjunto danés, que apenas pudo hacer nada por evitar el trallazo de Theo Hernández a unos 10 metros del frontal del área que terminaba colándose por la escuadra de la portería del Midtjylland.

Poco después, los daneses reaccionarían adelantando líneas y acumulando jugadas a balón parado que terminaban generando peligro para los rojiblancos, tanto, que en un despiste defensivo los locales terminarían anotando su segundo tanto, el que suponía de nuevo el empate, esta vez a dos, por mediación de Anderson. No pasaría mucho tiempo para que el colegiado del encuentro decretara el final de la primera mitad, otorgando tan solo un minuto de descuento. Atlético y Midtjylland se dejaron todo en la primera parte, pero no era suficiente para ninguno de los dos, al menos de momento.

No cambiaría mucho el panorama en la segunda mitad. A poco de reanudarse el juego, el Atlético encontró una nueva oportunidad que no desaprovecharía, anotando por mediación de Andrés Mohedano, que enganchó un terrible latigazo con la pierna derecha que terminó en el fondo de las mallas, adelantando una vez más a los rojiblancos en el marcador. A pesar de ello, los daneses no se rendían, buscando la portería de Santomé con ahínco y generando jugadas en las que a punto estuvieron de sacarle de nuevo los colores a la zaga colchonera. La insistencia de los locales encontró premio, finalmente, gracias al gol de Jakup Thomsen, que remató de cabeza un balón servido desde la banda y en el que poco pudo hacer el guardameta rojiblanco. El marcador de nuevo con empate, colocando 3-3 en un partido de ida y vuelta con muy poco control de juego en el medio campo.

Decidido a llevarse el partido, Óscar Fernández mandó a los suyos al ataque, manteniendo una presión constante en el campo danés, lo que le permitió al conjunto madrileño rondar la portería danesa, que se libraba de cada ocasión de peligro del equipo visitante. Y agazapados atrás, los jugadores del Midtjlland salían muy veloces al contragolpe, encontrando muchos espacios tras la línea defensiva colchonera, que tuvo muchos problemas para sujetar las acometidas de los locales, ávidos de agradar a los suyos mientras les animaban desde la grada. El Atlético fue cuando realizó su primer cambio, sustituyendo a Pape por Toni Moya.

En una jugada aislada, los daneses encontrarían a favor un córner que terminaría en un nuevo tanto local. Servido a primer palo, el delantero centro Thomsen peinaba la pelota a segundo palo para encontrar a su compañero Rasmus Nicolaisen, quien libre de marca, sólo tuvo que chutar a puerta vacía para anotar el cuarto tanto del Midtjylland y colocar a su equipo de nuevo por delante en el marcador, en un partido de locos. A partir de entonces el Atlético de Madrid, cual ciclista bajando un puerto, se lanzó a pecho descubierto en busca de, otra vez, el empate que les dejara vivos en el partido, y por tanto en la competición europea.

A partir de entonces el juego del Atlético cambiaría radicalmente, al igual que el del conjunto local, que en lugar de buscar rápidas transiciones comenzaron a tocar en el medio campo, con la suficiente calma como para esconder la pelota, y por tanto la posesión, de los rojiblancos. Los colchoneros decidieron esperar atrás, guardar líneas, y tratar de salir al contragolpe para buscar el empate aprovechando los espacios que concedía la defensa danesa a sus espaldas, aunque sin mucha fortuna. En el 70′ Óscar Fernández decidió dar entrada a Zaka en lugar de Andrés Mohedano, visiblemente cansado. Poco después, en el minuto 73, Mesa estuvo a punto de encontrar premio en una jugada aislada en la banda izquierda que a punto estuvo de colarse en el palo corto, aunque resolvía bien la situación el meta local. Empezaban a faltarle los minutos al Atlético para empatar el encuentro.

Al término de la franja central del segundo tiempo, de nuevo cambió el planteamiento del Atlético, lanzado nuevamente al ataque en búsqueda del ansiado empate. los daneses, conscientes de que con el resultado a favor solo tenían que gestionar lo que quedara de partido, comenzó a perder tiempo en cada jugada y a tomarse la calma necesaria para combinar en el centro del campo, arrebatando la posesión al Atlético, que les presionaba a la desesperada. En el minuto 82, el conjunto local a punto estuvo de conseguir un nuevo tanto, aunque Theo, providencial, logró cruzarse desde la izquierda para enviar el balón a córner. Aún le quedaba vida al cuadro madrileño, que se lo estaba dejando todo por conseguir gol, dejando la defensa a su suerte mientras se volcaba sobre el área del meta Raahauge.

En la recta final del partido el Atlético solo tenía en mente conseguir el tanto del empate, presionando muy arriba y buscando robar rápido y a la desesperada, lo que contrarrestaba el Midtjlland con más calma, dejando pasar los minutos. En el 85′ Óscar Fernández se jugó el todo por el todo sustituyendo a Theo por Salomón Obama, buscando tener más presencia en el ataque colchonero. El asedio de los rojiblancos no encontró más que a la defensa danesa, que resolvía todas y cada una de las acometidas del Atlético, hasta que en el enésimo córner botado por el conjunto madrileño el extremo Ferni remataba para poner el 4-4 en el marcador, un gol que celebró todo el banquillo con una alegría inmensa, ya que suponía el empate sobre la bocina, en el minuto 90 del tiempo reglamentario. En el 93′ a punto estuvieron los daneses de anotar un nuevo tanto, que finalmente despejaba Santomé, cerrando el empate, y dando un respiro a la clasificación del Atlético para los cuartos de final de la Youth League. Habría penaltis en el Arena Herning.

Con el corazón en un puño, llegaría la fatídica tanda desde el punto de penalti, en este tipo de partidos está estipulado que no se debe disputar prórroga, normativa UEFA para la Youth League. Los guardametas Santomé y Raahauge tendrían ahora todo el protagonismo tratando de detener los lanzamientos desde los once metros. Comenzó lanzando el Atlético, que materializó el primero de los lanzamientos por mediación de Ferni. Acto seguido, turno para los locales, que anotaban el 1-1 por mediación de Jürgensen. En la segunda pena máxima, el colchonero Toni Moya lanzó algo dubitativo, lo que aprovechó el cancerbero danés para detener su disparo. En la réplica, anotaría Thychosen para poner por delante a los suyos, 2-1 para los locales. En el tercer penalti, Juan Moreno anotó el segundo del Atlético, y el cancerbero colchonero, Santomé, detuvo el lanzamiento de Olsen, pero el colegiado obligó a repetir el penalti al entender que el portero se había adelantado antes de lo debido. En la respuesta danesa, Olsen no perdonó, poniendo el 2-3 en el marcador. En la cuarta ronda, ambos equipos anotarían, los colchoneros por mediación de Zaka, y los daneses por medio de Anderson. Todo quedaba pendiente del quinto y último penalti para ambos. Roberto Núñez no falló el suyo, igualando el marcador, y en el definitivo lanzamiento el jugador danés Hagelskjær lo convirtió en gol, clasificando al Midtjylland para los octavos y apeando al Atlético de Madrid de la Youth League.

  • F.C. MIDTJYLLAND: Raahauge, Madsen, Murbeck, Nissen, Poulsen (Hagelskjær, 90′), Jürgensen, Kirk (Vang, 67′), Anderson, Olsen, Thychosen, Thomsen (Onyeka Frank, 90′).
    AT.MADRID: Santomé, Del Amo, Theo (Salomón, 85′), Montoro, Rodríguez, Sane (Toni Moya, 65′), Juan Moreno, Mohedano (Zaka, 70′), Núñez, Ferni, Bare.
    GOLES: 1-0, min.32, Thychosen; 1-1, min.37, Juan Moreno; 1-2, min.41, Theo; 2-2, min.43, Anderson; 2-3, min.51, Mohedano; 3-3, min.56, Thomsen; 4-3, min.67, Madsen; 4-4, min.90, Ferni.
    ÁRBITRO: Jonathan Lardot (Bélgica). Amonestó con cartulina amarilla a los locales Anderson y Thychosen, y a los visitantes Montoro, Juan Moreno, Ferni y Toni Moya.
    ESTADIO: Arena Herning, 800 espectadores. Partido correspondiente a los dieciseisavos de final de la Youth League. Sin incidencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *